Cómo uno más de la ciudad – Nueva York

ny_aerial2_hrNueva York

Sinatra ya lo dijo: Si uno puede lograrlo allí, puede lograrlo en cualquier lugar. Esta increíble ciudad, siempre llena de vida, te enamorará enseguida con su número infinito de cosas que hacer y ver, gente que conocer e incluso maneras para reinventarte a ti mismo.

Aunque hay tanto que descubrir, la ciudad a veces puede ser un poco arrolladora y puede devorarte enteramente. Hemos destapado los tesoros de la ciudad que permiten apartarte de los lugares donde va todo el mundo y te enseñarán la verdadera alma de Nueva York. Aquí te presentamos cinco secretos de Nueva York que te harán querer descubrirla mientras haces un curso de inglés allí:

1. Poca gente sabe que en esta jungla urbana se encuentra un tranquilo oasis en el barrio West Village, donde puedes escapar del ruido de las calles. Detrás de grandes muros de ladrillos llegarás a conocer un ambiente más auténtico de la gente local que va allí para leer o hacer picnics con amigos. Este jardín secreto, que también está conocido como St Luke in the Fields, mide dos tercios de un acre y es, sin duda, un lugar secreto de Nueva York.
¿Dónde?: 487 Hudson St. (entre Hudson y Grove Streets), New York, N.Y. 10014

2. El parque High-Line vale la pena verlo, aunque no es el único tesoro elevado que puedes encontrar en la Gran Manzana. El Elevated Acre (acre elevado) se encuentra muy arriba en el distrito financiero entre dos rascacielos. Este lugar verde es perfecto para captar vistas alucinantes del Brooklyn Bridge, del rio Hudson y del resto de la ciudad.
¿Dónde?: Toma las escaleras eléctricas desde 55 Water St. (de Old Slip), New York, N.Y. 10041

3. Nueva York consta de más que sólo innumerables rascacielos y calles que forman la vasta y pequeña isla de Manhattan. Si buscas puedes descubrir cosas tan delicadas como un susurro entre los edificios. En la infame Grand Central Station encuentras lo que la gente llama el gabinete de secretos. Este pasaje abovedado sin fama se ubica delante del bar y restaurante “Oster” y tiene una escalofriante y  extraordinaria característica. Si dos personas están paradas una enfrente a la otra de arcas diagonales y aunque susurran pueden escuchar la voz del otro desde el otro lado del camino. ¡Inténtalo tú!

4. También puedes ver un trozo de historia europea, algo que no se espera, escondido en el centro de la ciudad. Está situado en una pequeña plaza en 520 Madison Avenue. Es un trozo del muro de Berlín que tiene más o menos 4 metros de altura y 6 metros de longitud y se exhibe desde 1990, es el lado que iba hacia el oeste de Alemania, con impresionantes obras de artistas alemanes como Thierry Noir and Kiddy Citny, el lado que iba hacia el este queda en blanco. Una rememoración de los regímenes opositores de la Alemania de este tiempo.

5. A pesar de haberse acabado la prohibición, se siguen encontrando algunos increíbles bares speakeasy escondidos en la ciudad. En estos lugares secretos queda la gente local y sólo ellos los conocen. Uno de los bares se llama The Back Room porque está ubicado detrás de una juguetería. Este speakeasy de estilo de los años 20 (que dicen que se encuentra exactamente en el lugar donde había un speakeasy en los años 20) ofrece bebidas en tazas de té y tarros de confitura lo que crea una vibra extravagante. Además, los lunes puedes participar en «Speakeasy Dollhouse» que es una actuación de teatro interactivo que promete estanterías rotatorias de libros e intrigas.

Con lo mucho que ofrece, por supuesto descubrirás más lugares con gente local mientras haces un curso de inglés en esta ciudad vibrante. ¡No hay mejor manera de aprender inglés que tomando un bocado en la Gran Manzana!