Delicias de Roma

Capuccino

Italia también tiene sus costumbres en el desayuno. Roma, nos ofrece un desayuno sin grandes cantidades de comida y muy centrada en su especialidad: el café. La necesidad de marchar a trabajar y el ritmo de vida en Roma, nos obliga a tomar el desayuno de pie, o marchando de camino al trabajo.

Top 3 Roma

1.- Cornetto: Se trata de un croissant que puede ir relleno de miel, chocolate, crema o mermelada, aunque también puede ir sin ningún tipo de añadido. Además, es posible degustar otro tipo de bollería como el Ciambelle, que es un tipo de donuts de unas dimensiones más grandes espolvoreado con azúcar o unas Amaretti, galletas de merengue.

2.- Panini y Tramezzino: Para los que prefieren el salado al dulce, siempre pueden optar por  estos panecitos rellenos de atún o huevo. El tramezzino es un triángulo de sándwich que puede estar relleno de jamón y queso o vegetales.

3.- Café: En la cultura gastronómica italiana, el café es la parte más característica del desayuno. Desde un espresso que nos resulta apenas un “shot” de café cargado, hasta el delicioso capuccino con espumosa crema y terminando por cafés más singulares como el marocchino, un suculento café espresso con cacao y crema de leche.

Para los italianos, el desayuno puede resultar un ritual. Todas las mañanas antes de trabajar, los bares de Roma se convierten en un hervidero de gente, que toma su desayuno de pie y con prisas. No es habitual sentarse a una mesa a disfrutar del Cornetto o el espresso, normalmente son piezas que el camarero nos dará en la mano. La idea es desayunar rápido e ir con energía a nuestro curso de italiano en Roma.

Tramezzini
Tramezzini