10 Consejos: Cómo ahorrar dinero en la ciudad de Nueva York

10 Consejos: Cómo ahorrar dinero en la ciudad de Nueva York¿Es New York City el lugar dónde quieres estar? No hay razones que explicar. Una experiencia inolvidable está esperando por ti. Inolvidable también para tu cuenta bancaria, pensarás. Afortunadamente hay opciones además de pagar caras entradas a los museos, comer en New York Steakhouses o ir de compras a la 5ta Avenida. ¿Tienes un presupuesto limitado pero no quieres perderte la verdadera experiencia de la Gran Manzana? Te mostramos como ahorrar dinero en tu estancia lingüística en la ciudad de Nueva York.

  1. Ten en cuenta tus gastos.

Ante todo, si quieres pasarlo muy bien aquí, es mejor que organices tu presupuesto bien. Una nueva ciudad, nuevos amigos, nuevas aventuras – gastar todo tu dinero durante los primeros días de tu curso de idiomas es tentador. Si vigilas en qué estas gastando el dinero será mucho más fácil ahorrar y disfrutar tu estancia en el extranjero hasta el último día.

  1. Investiga los transportes públicos.

Durante los primeros días te recomendamos que camines mucho. Revisa la zona donde estás viviendo y familiarízate con las distancias. ¿Qué está cerca? ¿Dónde puedo encontrar transporte público? El Metro de Nueva York es uno de los mejores que hay. Sin embargo, pagar cada vez que lo uses sumará a tus gastos. Habla con tus compañeros de piso, vecinos o contacta con el personal de la escuela de idiomas sobre los tiquetes. Seguro que ellos sabrán decirte cual es el mejor para ti.

  1. Mira en qué horario los museos son gratis.

Tener un presupuesto limitado no significa que tengas que perderte del buen arte. La ciudad de Nueva York alberga los museos y exhibiciones más populares del planeta. Vale la pena planificar por adelantado y mirar los lugares que tienen entrada libre. Los viernes por la tarde puedes visitar el Museo de Arte Moderno (MOMA). Ir al Guggenheim el sábado sin tener que gastar un dólar.

  1. Pasar el rato en lugares libres.

Recuerda, ¡estás en la ciudad de Nueva York! La ciudad en sí misma tiene tanto que ofrecer. Justo fuera de tu puerta, probablemente, puedes encontrar un bonito parque o plaza donde vale la pena tan solo sentarse y sentir las vibraciones de la ciudad. En Central Park o High Line Park, siempre puedes disfrutar de espectáculos de forma gratuita. Ahorra dinero escuchando a músicos fuera en vez de pagar precios altos en los clubes con música en vivo.

  1. Limita las tentaciones de la comida cara.

Claro que queremos disfrutar de la gran diversidad de deliciosos restaurantes de Nueva York. Al mismo tiempo, cocinar con tus nuevos amigos puede ser igual de bueno. La clave es encontrar un equilibrio. Después de una exitosa semana de aprendizaje te puedes recompensar con un obsequio ocasional. ¿Sabías que en los restaurantes siempre puedes pedir agua sin coste?

  1. Encuentra alternativas más baratas.

Si te interesa la comida para llevar, puedes encontrar también algunas opciones económicas en el paraíso de la comida rápida. Emparedados para desayunar, perros calientes o pizza por 1 dólar se venden en establecimientos de comida en cada esquina.

  1. Ahorra dinero comprando los comestibles.

La ciudad de Nueva York está tan ocupada y llena de gente. Has un pequeño viaje fuera de la ciudad y explora los alrededores. No te olvides de llevar tu mochila para llenarla con tus alimentos básicos ya que los precios pueden ser mucho más asequibles. Comprando las frutas y vegetales en un pequeño establecimiento puedes ahorrar dinero en comparación con los supermercados.

  1. Usa los programas de referencia.

No te pierdas la oportunidad de unirte gratuitamente a programas de referencia y de clientes. Los descuentos y cupones pueden ser un verdadero salvavidas.

  1. Ve a la cacería de la Hora Feliz.

Mientras más tiempo estés en la ciudad, más fácil será vivir con un presupuesto limitado. Crea una lista con los lugares que has disfrutado y apunta sus ofertas. ¿ Has escuchado del Martes-Tacos o Miércoles-Ala? Puedes ahorrar dinero cada vez que salgas, solo tienes que saber a dónde ir. Es siempre un placer compartir un “dos por uno” con un buen amigo.

  1. Nunca comprar sin ofertas.

Internet está lleno de sitios web que encuentran las mejores ofertas en la ciudad. Atracciones turísticas, clubes deportivos o incluso un nuevo corte de pelo. Una vez que hayas optimizado tus propios criterios de búsqueda, te prometo que nunca volverás a pagar el precio máximo por nada.

 

Vivir con presupuesto limitado en Nueva York no es fácil, pero es posible. Teniendo a mano valiosos consejos y ciertos trucos puedes ahorrar dinero y aún disfrutar de un tiempo inolvidable durante tu curso de idiomas. En resumen, las mejores cosas de la vida no se pagan con dinero.