Aprender inglés y aprender a vivir solos

¡Ya nos queda poco para volver! Y tenemos muchas cosas para explicar. Muchos nos preguntan qué hemos visitado, qué nos gusta más, etc. La verdad es que cuando vienes a estudiar/vivir al extranjero es muy diferente de cuando vas de vacaciones.

Visita al museo de historia natural de New York

Tu día a día es más relajado, porque tienes mucho tiempo por delante. No tienes que correr arriba y abajo para ver todos los monumentos y sitios de interés. Haces amigos con los que convives casi 24h al día y descubres rincones especiales de la ciudad que no verías de otra forma. Las cosas interesantes para explicar no son las turísticas, si no aquellas conversas con desconocidos o la anécdota divertida de tu primera visita a la lavandería.

Aprender inglés en el extranjero es algo más que eso. Quizá suena a tópico, pero es verdad. Para nosotros vivir solos (estamos en un apartamento conviviendo con otra chica) significa tener que espabilarnos en muchos sentidos: cocinar, limpiar, hacer la colada, administrarnos un presupuesto, comprar… todo esto te hace ‘madurar’ y a la vez, es la mejor manera de practicar el inglés a diario. ¡Menos mal que los ‘papis’ nos habían consentido hasta ahora!

Os vamos a resumir las 6      experiencias que más nos han ayudado a aprender a ‘vivir’ y a la vez, a practicar el inglés, por supuesto:

El metro, un lugar excelente para establecer conversación

1. Transporte. Ya sea un taxi o el metro, al principio se hace una montaña. ¿Me sale a cuenta comprar un bono? ¿Cómo sé que el taxista no me engañará? Pero lo mejor de todo es cuando tienes que dar direcciones en inglés. O tienes un conocimiento claro de cómo funcionan las calles y las estaciones, ¡o puede ser bastante complicado!

2. Convivencia. Ya sea en un YMCA o en un apartamento con otras personas, tienes que aclararte con los espacios personales, la limpieza, el uso de la cocina… por suerte nuestra compañera Lori es muy maja y no nos pone ninguna pega, se preocupa mucho por nosotros. Gracias a ella hemos aprendido muchas palabras y expresiones nuevas relacionadas con la vida en el hogar.

Nuestros amigos Brasileños nos enseñan a cocinar 'Brigadero'

3. La compra. Sin duda toda una experiencia el ir a comprar al supermercado. Es el mejor sitio para aprender nuevas palabras porque todo lo tienes escrito en letreros. Ahora, hay que acostumbrarse a las ‘libras’ y las ‘onzas’.

Limpiar la ropa en las lavanderías de Nueva York

4. Lavandería. La mayoría de apartamentos y casas pequeños no tienen su propia lavadora, porque gasta mucho y ocupa demasiado espacio. En Estados Unidos se estilan mucho los ‘laundromat’, sitios donde ir a hacer la colada. Nuestra primera experiencia fue todo un poema, ya que era la primera lavadora que poníamos en nuestra vida. Menos mal que la señora del lugar fue muy amable de ayudarnos con todo.

Visitamos el parque de atracciones Six Flags

5. Hablar con extraños. De verdad sé que puede parecer raro, ya que nosotros no tenemos costumbre de hacerlo. Pero aquí los americanos son por lo general, muy amables y curiosos. En cuanto llevas un rato a su lado (en viajes de metro, en las tiendas o en las colas del Six Flags ;P) y detectan que eres turista empiezan a preguntarte sobre ti, tu país y qué te parece Estados Unidos.

6. La televisión. Es increíble la cantidad de canales de televisión que tienen y la gran diversidad de programas y películas. Además de poder ver lo último en pelis y series, es una buena manera de practicar el ‘listening’. Nosotros nos hemos ‘enganchado’ a Finding Carter de la MTV, no sé qué haremos cuando volvamos :’(.

Hay muchas otras maneras de aprender inglés en el día a día. No las desaproveches, pues el tiempo pasa volando! Y cuando menos te lo esperes ya estarás volviendo a casa! Aprovecha cualquier oportunidad para mejorar tu experiencia en USA!