¿Cómo aprovechar al máximo tu curso de idiomas en el extranjero?

EnglishBookLogoCuando inviertes mucho tiempo, dinero y organización para un curso de idiomas en el extranjero, seguro tendrás muchas expectativas de la experiencia. La mayoría de las personas te dirán que la experiencia depende de ti. Esto es probablemente cierto, pero ¿qué es lo que realmente hará que tu inmersión lingüística en el extranjero sea un éxito o no? Seguro que nadie quiere invertir mucho tiempo, esfuerzo y dinero para que luego volver a casa y sentir que no ha aprendido nada.

Queremos darte algunos sencillos consejos que te ayudarán hacer de tu curso en el extranjero una experiencia más provechosa:

1. Escoger el lugar ideal

No existe el lugar perfecto, olvídate de eso. Olvídate de los acentos. No hay una razón fundamental para preocuparse de conseguir un acento Británico ó. Americano, que si uno es mejor que otro… Al final lo más importante es aprender el idioma y no un acento en concreto. No hay algo bueno o malo en referencia a los acentos. Algunos de vosotros planeáis trabajar y estudiar en un país en concreto, un sitio que hayáis escogido por el motivo que sea, pero los que queráis simplemente aprender el idioma deberéis hacer caso a vuestro instinto. Esto significa escoger un lugar que te fascine, un lugar por el que sientas curiosidad y quieras inspeccionar, un lugar donde siempre hayas querido ir. Toda esta pasión, curiosidad y motivación, es la clave del éxito en el aprendizaje de un idioma; serás una persona más abierta, estarás en conexión con las personas del país y ésta es la mejor manera de aprender el idioma de forma perfecta.

Deja que tu corazón tome la decisión y no un acento determinado, y tampoco que nadie tome la decisión por ti, ya que para una persona ese puedes ser un buen sitio y para ti no lo sea.

2. Viajar solo

No te preocupes, harás muchos amigos, pero la experiencia dice que viajar con amigos o familia o incluso con tu pareja hace que tu aprendizaje del idioma no se tan eficiente. Ya sé!… prometiste hablar solamente en el idioma del país extranjero con las personas con las que viajes, pero créeme, eso no va a pasar. Sabemos que muchas personas saben solo viajar acompañados, y es una gran experiencia, de hecho hay programas para familias que facilitan ese primer viaje al extranjero de los niños, especiales para padres e hijos que viajan juntos. Sin embargo, viajar con amigos esto no es tan eficiente como una inmersión total.

3. Tener la “mente abierta”

Mantén la mente abierta. Debes abrirte a nuevas culturas, a diferentes maneras de hacer las cosas. Salir al extranjero sigue siendo salir al extranjero, a pesar de que parece que el mundo siga las mismas tendencias y costumbres más que nunca. Pero somos y seguiremos siendo diferentes. A parte de las diferencias culturales, hay diferentes personas incluso dentro del mismo país, ciudad. Debes estar preparado para “shocks” culturales, pero también para ver cosas que no son iguales que en casa… para bien o para mal. Las personas pueden tener hábitos diferentes, maneras de expresarse que pueden parecerte divertidas o todo lo contrario. Debes tomarlo como una experiencia de aprendizaje y no tratar de juzgar si es correcto o no, o mejor o peor comparados con tus costumbres.

4. Ser paciente

No se aprende de la noche a la mañana. Aprender un idioma requiere también una parte de aprendizaje inconsciente. No hay un número específico de ejercicios u horas de clases que debes hacer al día pero definitivamente es una experiencia de 24 horas. Sin embargo, necesitarás un cierto número de semanas para ver el progreso, pero éste vendrá de forma natural sin tener que forzar el aprendizaje y la memoria. La diferencia está en que lo que se aprende de forma natural se retiene con mayor facilidad en tu memoria, te trae recuerdos y el vocabulario que aprendes por memorización que se olvida si no lo usa de forma repetida en conversaciones.

5. Sé sociable

Una de las clave del aprendizaje es hablar, hablar y hablar. Haz amigos, sal con ellos, diviértete. La misión es tener más amigos locales e internacionales. Evita hablar tu idioma. Es normal que te pongas nostálgico y eches de menos todo y todos los tuyos… pero la nostalgia desaparecerá rápidamente si conoces a gente y te la pasas bien. Por lo que minimiza el tiempo con los de tu país o cultura e involúcralos con los otros locales y/o internacionales. Sé que para muchos no encuentra fácil eso de hacer amigos, por lo que sugerimos apuntarte a las actividades de la escuela, elige vivir con una familia con hijos de tu edad si es posible. La clave del éxito del aprendizaje del idioma está en la constante interacción con personas, idealmente personas del país donde estamos.

6. Establece la regla “un sólo idioma”

Es tentador cuando ya eres multilingüe cambiar la conversación a tu idioma o inclusive a otra tercera lengua con un amigo/compañero de clases que la habla. Si realmente eres serio con tu aprendizaje esto no lo quieres hacer. Establece la regla con tus nuevos amigos…tan simple como eso. Pongan una penalización divertida o irónica para los que infringen la regla, como el pago de la siguiente bebida o tener que contar una broma en el idioma local. Sé creativo…

7. Aprende de tus errores

Todos cometemos errores….y todos podemos aprender de ello. No te enfades si la gente te corrige, eso es lo que deben hacer… de lo contrario nunca te darás cuenta de tus errores..

Los profesores te corrigieran, pero también entre amigos os podéis corregir los unos a otros fuera de clase; pero tampoco lo conviertas en un concurso para corregir a los demás, sé cortés y amable con ellos cuando lo hagas. No te avergüences. La mejor manera de aprender es aprender de los errores.

8. Desafíate

No tengas miedo de cometer errores como acabo de mencionar, ni tampoco esperes que sea un nativo que te corrija. Hablar un idioma con fluidez es más que pedir en un restaurante o hacer el “check-in” en un hotel. Participa en las conversaciones y discusiones…. Cuando tengas un problema trata de resolverlo trata de resolverlo sólo en el idioma local. Por supuesto, si necesitas te ayudarán, pero no seas tímido, inténtalo sólo; esto aumentará tu confianza y te aportará una gran experiencia el resolver problemas por ti mismo en el idioma local.

9. No te vayas a casa y te olvides de todo

Obviamente todo curso de idiomas en el extranjero tiene su fin. Retornas a casa y luego qué?… No hace falta decir que debes seguir practicando el idioma. Mantén el contacto con los amigos que conocisteis en el extranjero, escríbeles e inclusive coméntales que la clave es seguir practicando. Trata de organizar reencuentros, por supuesto no todo el mundo puede seguir viajando, y en ese caso encuentra grupos en tu zona que se reúnen para practicar idiomas. Trata de conectar con extranjeros en tu ciudad y ofrécete para intercambiar el aprendizaje. Como sabes, también hay muchas formas tecnológicas para mantener el contacto y practicar con la gente que está lejos.

10. Nunca dejes de viajar!