Desayuno típico alemán

Frühstück

Hoy queremos acercarnos al Frühstück, el desayuno alemán, rico en fibra y vitaminas. Los alemanes tienen fama por sus particulares desayunos, completos y equilibrados. Sobre todo en invierno, cuando el frío es constante, un buen desayuno en Berlín puede darnos la energía necesaria para todo el día.

Top 3 Berlín

1.- Schorle: Probablemente sea una de los condimentos más peculiares alemanes en el desayuno. Se trata de zumo o vino mezclado con agua gaseosa. Normalmente, se suele mezclar el agua con jugo de manzana dándole un sabor difícil de imitar. ¡Es fácil volverse adicto al Schorle!.

2.- Queso: De todos es bien sabido que Alemania es rica en variedades de queso, por ello, no podía faltar una porción en el desayuno. Los lácteos son siempre un buen

complemento para la primera comida del día.

3.- Pan: En Berlín podremos elegir entre la variedad de panes que hay en las tiendas: Pan negro, pan integral, de semillas… Si bien es cierto, el primero, suele ser el que acompaña los desayunos, podemos ir cambiando cada día de la semana. Es importante que el pan esté fresco.

El fin de semana, el desayuno cambia un poco, se le añaden huevos o panceta, fetas de jamón, lechuga y tomate… Además, se desayuna siempre con café con leche o té, dependiendo de los gustos de cada uno. El Frühstück es completo aunque no todos los ingredientes forman nuestro desayuno, se van alternando a lo largo de la semana para llevar una dieta rica y variada para darnos energía para ir a trabajar o mientras realizamos un curso de alemán en Berlín.