Destino: Dublín

dublin

La larga historia de Dublín comenzó cuando en el año 841 los vikingos la fundaron como base militar y comercial. A partir de ahí, ha sabido crecer, renovarse y sobreponerse a las feroces acometidas de sus enemigos hasta llegar a la actualidad, cuando se presenta como la interesante y consolidada capital de Irlanda; y, desde luego, como un apasionante lugar digno de conocer. Esta ciudad de más de 1 millón de habitantes cuenta con múltiples atractivos turísticos y con un animado ambiente que le convierte en un sitio muy a tener en cuenta para realizar un curso de ingles en Irlanda.

Top 3 Dublín

1. Uno de sus espacios más emblemáticos es la Catedral de San Patricio, templo consagrado en honor al patrón del país que data del siglo XII y que cuenta con estructuras góticas realmente interesantes, entre las que se encuentran sus apreciados suelos y cristaleras. Es, además, la única de Irlanda que dispone de un coro.

2. Otro de los espacios más concurridos de la capital irlandesa es la Estatua de Molly Malone, situada en la calle Grafton y un curioso vestigio de la leyenda de esta entrañable pescadera, que murió joven a consecuencia de unas fiebres y a la cual la cultura popular se ha ocupado de mitificar.

3. Finalmente, un lugar que no te puedes perder, sobre todo si eres amante de la buena cerveza, es la Guinness Storehouse, un museo dedicado a este auténtico símbolo de Irlanda en el que podrás conocer su historia y su modo de elaboración; y, por supuesto, degustar su archiconocida pinta.

Nuestra escuela

En Dublín, podrás realizar tu curso de ingles en Irlanda en la Horner School of English, una prestigiosa escuela situada en la zona de mayor influencia de la ciudad. Cuenta con 17 aulas con una capacidad máxima de 15 alumnos cada una; y ofrece cursos desde el nivel principiante hasta el muy avanzado (C2). Este centro alberga una muy buena biblioteca para el estudio privado, una sala de ordenadores con conexión a internet y con diverso material multimedia para facilitar el aprendizaje. También con una cafetería y un jardín que sirven de perfecto marco para reuniones improvisadas de los estudiantes. En definitiva, una centro en el que aprender inglés en medio de un ambiente agradable y de la mano de los más preparados docentes.