Estudiar en Inglaterra: ¡mi sueño!

Oxford_MainCuando tenía 18 años viví en Inglaterra, en una pequeña pero activa ciudad cerca de Londres llamada Guildford. Estudié durante 3 meses para aprender inglés lo más rápidamente posible. Estoy totalmente enamorado de este país, conocí a gente maravillosa y gracias a un amigo pude descubrir su cultura y mejorar considerablemente mi inglés.

Además, cuando volví a Francia, mi único pensamiento era viajar de nuevo a Londres para quedarme allí. Dos años después de la primera experiencia, tuve la oportunidad de hacer un semestre de universidad en el extranjero. Obviamente, la primera opción era Inglaterra. Me aceptaron en Oxford. ¡Yo estaba tan feliz! Mi sorpresa fue cuando me enteré de que un amigo mío también iba a viajar allí.

Así,  me fui a Inglaterra, ¡a Oxford!, una de las ciudades más bonitas en las que he estado nunca. Vivía con otras 5 chicas: de Polonia, Japón, Austria y dos de Tailandia.

Vivir con tanta gente no es tarea fácil teniendo en cuenta que todos vienen de diferentes contextos culturales. Afortunadamente mi amigo francés se encontraba muy a menudo en mi apartamento dándome apoyo.

Además de las amigas del apartamento, también conocí varias personas más; mi mejor amigo allí era de Australia. Cada fin de semana me iba con mi grupo de amigos que estaban en la carretera viajando y conociendo Inglaterra. Éramos parte de la Asociación de Carreteras del viajero, un tipo de asociación administrada por los mismos estudiantes británicos: visitamos Brighton, Bournemouth, Cambridge, Londres, etc.

¡Londres! ¡He estado allí muchas veces! No está muy lejos de Oxford; tiene autobuses todo el tiempo, así que es fácil ir allí. Fuimos muchas veces de fiesta, incluso siendo un poco caro como ciudad… Bueno, sí, Londres es caro, pero Oxford también. Tal vez este es el único punto negativo de mi semestre, ya que quizás no hice todo lo que quería por razones financieras. Pagué yo mismo todo, mis padres no estaban para poder pagarme nada… Sin embargo, ¡comer pasta y beber vodka es barato como parte de la vida estudiantil ! ¡No me arrepiento de nada!

Hace unos meses estas dos experiencias fueron las mejoras en mi vida. Mucha libertad, fiestas, amigos, recuerdos… Yo quería ir a Inglaterra a vivir allí para siempre. No puedo deciros lo mucho que lloré cuando entré en el aeropuerto de Francia, durante mi regreso a la realidad.